CRECIC y Universidad de Chile implementan Salas Híbridas para facilitar clases mixtas

Luego de diversas pruebas y conversaciones se concretó la alianza entre CRECIC y la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Casa de Estudios Superiores capitalina. Con este método, el profesor de manera presencial dicta el curso y puede ser seguido de manera remota o presenciual por los estudiantes.

Al respecto CRECIC, empresa líder en tecnología informática e innovación, “escogió la alternativa más simple y funcional para enfrentar esta pandemia, que, por cierto, adelantó algo que ya se venía viviendo hace un tiempo; cómo es el mix de la experiencia de enseñanza remota y presencial, se busca mejorar la experiencia pedagógica de las y los estudiantes en este tiempo tan singular”, señaló el Gerente de Soluciones, José Arellano.  Además, CRECIC, ya ha realizado algunas capacitaciones a docentes para que pueda funcionar en forma óptima esta solución tecnológica en el ámbito educativo.

Esto implica que los docentes puedan realizarlas de manera presencial, apoyados con cámaras y plataformas de videoconferencia, mientras los estudiantes siguen las instrucciones desde sus hogares o, si el aforo lo permite, algunos presenciales.

La directora de la Escuela de Pregrado de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Casa de Bello, Gabriela Muñoz, detalló que el sistema está siendo implementado de manera gradual y que las primeras pruebas se han desarrollado con alumnos de las carreras de Arquitectura y Diseño.

“Lo interesante es visualizar la oportunidad de esta nueva interacción entre profesor y estudiante”, indicó Muñoz, que también destacó que el docente “esté en su ámbito habitual, se puede mover, desplazar, y puede explicar de mejor manera a los estudiantes”.

¿Cómo funciona?

Una sala híbrida permite la realización de clases con estudiantes que se encuentran de manera presencial y estudiantes que acceden de forma remota, manteniendo una experiencia educativa equivalente en ambos grupos y que permite la interacción entre quienes se encuentran en la sala de clases y quienes están desde otra ubicación conectados por medio de internet.

Esta experiencia busca que los estudiantes que están de manera remota puedan escuchar y ver al docente, lo que escribe en la pizarra y/o presenta en un proyector o pantallas, y también ser parte de las actividades que involucran plena interacción entre todos los participantes.

La universidad explicó que este tipo de docencia además tiene requerimientos técnicos, de infraestructura, así como la capacitación de las y los docentes y una habilitación pedagógica, entendiendo que las didácticas utilizadas tradicionalmente en el aula pueden no ser las más adecuadas al momento de incorporar estudiantes de forma remota. Las clases híbridas también se están implementado en otras carreras de la U. de Chile.

 

También te puede interesar

El “sueño chileno” nunca alcanzó para todos.

Educación ambiental en confinamiento

CORONEL RECIBE PRIMERA SUCURSAL DE “RECOLETRAS”

Otra mala noticia para los profesionales de la prensa chilena …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *