EL QUERIDO MUSEO STOM DE CHIGUAYANTE QUE SOBREVIVIÓ A TODO

La tarde que llegamos al Museo Stom de Chiguayante era una jornada especial, de hecho a la entrada estaba don Tomás Stom, algunos de sus amigos, vecinos del lugar y destacados historiadores pencopolitanos, como Armando Cartes, entre otros. Sin duda las apariciones mediáticas del lugar convocan el interés y la curiosidad de la gente. Recorrimos nuevamente el espacio que reúne una gran cantidad de objetos; carruajes de fines del siglo XVIII y XIX (uno de ellos perteneció a Manuel Montt), instrumentos musicales, máquinas fotográficas de todas las épocas, implementos ópticos, filmadoras, loza de una antigua fábrica lotina, un molino de agua, cubiertos de plata, distintas clases de toca discos, varias vitrolas, discos de vinilo, platería y
diferentes atuendos mapuches, imaginería religiosa, objetos atacameños, entre muchas otras curiosidades y antigüedades.

El Museo Stom fue inaugurado en 1988 y está próximo a cerrar sus puertas, luego que su dueño, el óptico Tomás Stom Arévalo, hiciera público su dificultad económica para mantenerlo. El fin de esta hermosa reliquia parece inminente. “La decisión la tomé, porque no puedo seguir vendiendo propiedades… después de qué voy a vivir”, señala uno de los mayores coleccionistas de la zona y admirador de la cultura mapuche.

Stom es un amante de la historia y los viajes y, como tal, eligió esta afición que le ha permitido recuperar tradiciones y dar cuenta de la forma de vida de antiguas culturas, mediante la colección minuciosa de objetos que reflejan aquellos hitos. Siendo un niño comenzó a juntar viejas monedas y billetes; a eso siguió una colección de óptica y, al llegar a Concepción, proveniente de Argentina, en 1963, motivado por su interés por el pueblo mapuche, viajó por las comunas donde se asienta mayoritariamente esta etnia, para conocer y estudiar su cultura: “De nada sirve acumular objetos si no se estudian los lugares, las costumbres, las personas o las culturas a los que pertenecen”, advierte.

“La colección de óptica es una de las más grandes de América, tengo casi 2 mil de dichos objetos. Uno de los carruajes lo compré en Los Andes y me costó 2 millones y medio. Tengo una de las urnas funerarias mapuches más antiguas, por la que me ofrecieron $ 40 millones, pero no acepté”, cuenta a Buenamemoria don Tomás. El museo tiene seis salas, incluso dentro de la parcela hay un quincho para que los colegios realicen encuentros. Por otra parte, hemos prestado y donado más de 2 mil piezas a museos de Concepción, Cañete, Lota, Temuco y Valdivia. A sus 79 años y con nueve hijos de cuatro matrimonios, Tomás Stom está evaluando la continuidad de su mayor tesoro, tomando en cuenta que la mantención del mismo, tiene un costo mensual de $3 millones.

“En un momento llegué a tener 10 ópticas y ahora me quedan 3, he tenido que ir liquidando, los negocios no están buenos, hay una fuerte competencia. Vendí dos casas que tenía en Chiguayante para mantener el museo, lo que es una locura”.

APOYO DEL ALCALDE CHIGUAYANTINO

Al respecto, Antonio Rivas, alcalde de Chiguayante, se involucró activamente en el tema y consiguió en primera instancia el apoyo unánime del Concejo Municipal y convocó a la Seremi de Cultura de Biobío, quien se comprometió a que su servicio realicé un inventario detallado de las piezas, para cuantificar sus años de existencia y su real valor en el mundo de la Cultura y el Patrimonio, al menos un primer paso para preservar esta impresionante colección para el conocimiento y disfrute de las futuras generaciones. “Como representante de la comuna, haremos todas las gestiones y esfuerzos para que este querido museo y espacio cultural, que recibe más de 7 mil visitas al año, mantenga sus puertas abiertas aquí en nuestro Chiguayante…”, nos indicó el jefe comunal. Además, ya que Stom junto a algunos familiares creo la Fundación que lleva su nombre, el municipio chiguayantino esta ad portas de entregar una subvención anual a este emblemático espacio histórico cultural que pretende seguir formando parte del circuito
turístico y patrimonial de la región del Biobío.

También te puede interesar

Declaración de los 34; los polos se atraen.

Matrimonio u oportunismo igualitario; tiranía de las encuestas

Y ahora; la “Primavera Colombiana” !!

SEREMI SALUD DEL BIOBIO Y CRECIC ENTREGAN A LA COMUNIDAD GRAN “CENTRO TRAZADOR”